Cómo pintar con aerógrafo

Artículo 1: Partes de un aerógrafo

Artículo escrito por Francisco Parada López, pintor entusiasta de miniaturas con aerógrafo

 

En este primer artículo de la serie ¿Cómo pintar con aerógrafo? vamos a explicar las partes y funcionamiento de esta herramienta fundamental para el hobby. 

Un aerógrafo no es más que una pequeña pistola que mezcla aire con pintura, donde podemos controlar tanto la presión a la que pintamos como la cantidad de pintura que echamos. 

El aerógrafo nos facilita la imprimación de nuestras miniaturas, dar capas base, hacer efectos o incluso pintar escenografía. Es mucho más preciso que un espray, dejando acabados muy finos. 

¡Vamos allá con las partes fundamentales de un aerógrafo!

Lo vamos a desarmar en cada una de sus partes. Lo primero que tenemos que hacer es quitar el capuchón de la punta del aerógrafo para ver el obturador. Es esa parte dorada que se puede observar. Por este obturador pasará la mezcla de pintura y aire.

Con esto tendríamos nuestro aerógrafo desmontado, listo para su limpieza. Os recomiendo montar y desmontar vuestro aerógrafo para conocer las partes de las que se compone.

Vemos en detalle desde arriba la cazoleta, que es el depósito donde pondremos la mezcla de pintura y diluyente.

Vemos en detalle el juego del muelle que hace rebotar el gatillo: vástago, muelle y rosca para fijarlo a nuestro aerógrafo.

Vemos en detalle el gatillo y la toma de aire.

En los siguientes artículos de la serie ¿Cómo pintar con aerógrafo? iremos entrando en detalles sobre su funcionamiento, además de poner ejemplos de miniaturas pintadas con aerógrafo.


En los cursos que impartimos todo el material, el aerógrafo, las pinturas y la miniatura están incluidos. Son cursos individuales o podéis venir con un amigo. 
Más info en: franpl82@gmail.com o por WhatsApp: 696 890 151