Warhammer: The Old World,
el regreso a un mundo de fantasía
 

Ha pasado casi una década desde que la compañía inglesa Games Workshop decidiera en 2015 abandonar el universo de Warhammer Fantasy Battle, un juego de miniaturas que había visto la luz a mediados de los años 80. Ahora retoma ese mundo de fantasía con un nuevo proyecto llamado Warhammer: The Old World, cuya historia se sitúa cronológicamente antes de los acontecimientos ocurridos en Warhammer Fantasy Battle.

 

Si eres una persona aficionada al mundo de Warhammer Fantasy Battle, recordarás que este juego cubre la etapa del reinado del Emperador del Imperio Karl Franz; el ascenso del Señor del Caos Archaon; y, finalmente, su desenlace en el Fin de los Tiempos. “Desde el momento en que establecimos lo que era el Imperio y lo que era el Caos, habíamos destinado a Archaon a ascender y destruir ese escenario”, recuerdan desde Games Workshop.

 

Ahora llega Warhammer: The Old World, que es la historia del origen de ese apocalipsis. La fecha de inicio que figura en el reglamento es 2276; es decir, varias décadas antes de que comience la Gran Guerra contra el Caos. “En concreto, 2276 es el año en que Settra invade los Príncipes de la Frontera, lo que supone un gran momento para la ambientación. No verás el Asedio de Praag a corto plazo, pero los engranajes se han puesto en marcha...”, explica el equipo de diseño de Warhammer: The Old World.

Por supuesto, ambientar el juego en esta nueva época no ha resultado una tarea sencilla. Ha requerido por parte del equipo de diseño analizar todo lo publicado en la anterior etapa, readaptar algunas cosas e innovar en otras. “Tuvimos que bucear en el archivo, recuperar modelos antiguos, retocar cosas, pintarlas de nuevo, diseñar nuevas bases y volver a montarlo todo. Y fue una decisión deliberada: como estábamos rediseñando el sistema desde cero, y como las miniaturas habían aumentado de escala y se habían vuelto más dinámicas y tridimensionales a medida que la tecnología había cambiado, aprovechamos la oportunidad para asegurarnos de que los tamaños de las peanas permitieran subir de rango cómodamente”, afirman desde el equipo de diseño.

 

Y continúan: “Los ejércitos antiguos eran bastante planos –con muchas tropas a la misma altura– y los monstruos eran más pequeños a propósito para mantener esa estética de baja fantasía. Sin embargo, en parte se debía a las limitaciones de las técnicas y los materiales de la época. Ahora podemos conseguir mucho más con la tecnología. Podemos decidir tener un monstruo enorme y crearlo sin problemas. Estamos muy lejos de la época en que algo como el antiguo Dragón de los Elfos suponía un enorme desafío físico, y eso ha ampliado nuestros horizontes”, reconocen.

 

También han llevado a cabo un proceso que ha consistido en analizar los kits antiguos y cómo rehacerlos. Según explican, “los grandes kits de metal son bastante difíciles de hacer. Así que revisamos y remasterizamos los antiguos maestros, que se utilizarían para crear un ejército, y comenzamos un proceso de reesculpido con el objetivo de conservar los detalles y facilitar el proceso de construcción, antes de reequiparlos y refundirlos como kits en resina de Forge World”, comentan. 

 

Ahora bien, eso no significa que todas las facciones del anterior juego Warhammer Fantasy Battle vayan a aparecer en Warhammer: The Old World. En concreto, los nuevos ejércitos se agrupan en el Bien y el Mal. Entre los primeros están Reino de Bretonia, Imperio, Enanos de las Montañas, Altos Elfos y Elfos de los Bosques; y entre los segundos se encuentran los Reyes de las Tumbas de Khemri, Guerreros del Caos, Hombres Bestia y las Tribus de Orcos y Globin. Sin embargo, sí será posible jugar con esas facciones “olvidadas” de la anterior edición (Hombres Lagarto, Elfos Oscuros, Skaven, Ogros, Vampiros, Demonios del Caos y Enanos del Caos). De hecho, tendrán listas de ejército descargables gratuitamente para que se pueda probar el nuevo sistema con colecciones de modelos antiguos. Eso sí, no se considerarán legales para torneos y no recibirán apoyo continuo por parte de la empresa.

Esta nueva propuesta lúdica de fantasía también presentará personajes nuevos y adaptados a la época. Por ejemplo, ninguno de los personajes del Imperio que vivía durante el reinado de Karl Franz aparecerá, ya que aún no había nacido. Por supuesto, los que estén presentes lo harán con un grado de detalle mayor. “La escultura digital ha cambiado mucho las cosas. Podemos conseguir un grado de precisión y detalle que antes no podíamos, pero también aumenta la cantidad de espacio en el que podemos trabajar para cada miniatura, por lo que equilibrar eso es importante. No puede haber detalles porque sí”, asegura el equipo de diseño.

 

Por otro lado, sus creadores también han hecho un gran esfuerzo en representar sobre el mapa las distintas facciones en lucha. De hecho, hay varios mapas para cada zona de The Old World, y todos ellos están diseñados para ser contiguos con el tiempo. “No se trataba de dibujar un mapa sin más. Tuvimos que encontrar el término medio entre la precisión y los detalles. Pero además, a lo largo de los años, diferentes mapas han representado distintas zonas con ligeros cambios, así que tuvimos que llegar a un consenso sobre dónde debían situarse las ciudades para que fueran precisas”, confirman.

 

Y es que, como concluyen: “No estamos aquí para cambiar lo que es Warhammer. Se trata más de recordar a las personas lo que aman, retomar dónde quedaron las cosas y luego dar el siguiente paso. Hay muchas cosas que podemos hacer ahora, con respecto a la delicadeza, el detalle, la finura del material y el espacio con el que podemos jugar que nunca podríamos haber hecho en el pasado. A lo largo de todo el proceso, estamos tratando de mantenernos fieles a lo que la gente recuerda que era Warhammer Fantasy Battle, pero impulsando todavía más las cosas”.

El juego en tiendas

Tras este prolegómeno, ¿qué nos vamos a encontrar en tiendas? Lo primero que hay que saber es que no habrá una caja de lanzamiento única para Warhammer: The Old World. En su lugar, habrá dos enormes cajas de ejército básicas, cada una de las cuales contendrá un ejército completo de 1.250 puntos con miniaturas de plástico. El primer ejército será el de Reyes de las Tumbas de Khemri, que constará de una horda de más de 90 miniaturas de Reyes Tumba, incluido el nuevo Sacerdote Liche sobre Dragón de Hueso Necrolito. El resto son 40 guerreros esqueleto, 32 arqueros esqueleto, 16 jinetes esqueleto y tres carros esqueleto. 

Y la segunda facción será Reino de Bretonia, que viene con más de 75 miniaturas. Su nuevo Señor en Pegaso Real está flanqueado por una formación de lanza de 12 caballeros del Reino de Bretonia, 36 hombres de armas de Bretonia, 24 arqueros campesinos con dos estacas de defensa, tres caballeros pegaso y una hoja de transferencias del Reino de Bretonia con 176 transferencias.

 

Por otro lado, se podrá adquirir de forma independiente el libro de reglas completo de tapa dura con más de 350 páginas, una hoja de referencia de cuatro páginas, 20 dados de seis caras, un dado de dispersión de seis caras, tres plantillas de armas, dos varas de medir clásicas de plástico rojo y hojas de transferencia. En concreto, el libro contiene más de 70 páginas de información sobre el Mundo de Leyenda, además de las reglas básicas y avanzadas del juego, una explicación de los Vientos de Magia y las reglas para lanzar hechizos, una galería de ejércitos pintados y reglas para construir ejércitos y configurar campos de batalla. También habrá una versión digital ePub para facilitar el acceso a las reglas sobre la marcha.

Paralelamente, la empresa también comercializará dos tomos que cubren las fuerzas del Bien y del Mal: Fuerzas de Fantasía (de casi 200 páginas) y Hordas del Terror (de unas 160 páginas), respectivamente. Cada libro, en tapa dura y disponible también en formato ePub, incluye información de cada ejército, con una introducción, una galería de miniaturas, una lista de composición del ejército, un conjunto completo de perfiles de unidades, reglas especiales, objetos mágicos y hechizos únicos.

 

Por último, y aparte de estos dos ejemplares de tapa dura, Games Workshop pondrá a la venta los Diarios Arcanos, libros de tapa blanda para cada facción que amplían su historia, heráldica, mapas, personajes especiales, objetos mágicos, hechizos, un escenario histórico y ejércitos temáticos, que permiten seleccionar ejércitos de composiciones muy diferentes. Eso sí, no es necesario un Diario Arcano para jugar con la facción elegida, pero proporcionan un buen conjunto de opciones extra y profundidad adicional para los generales más exigentes.